Menú
Las 17 hamburguesas más influyentes de todos los tiempos

Las 17 hamburguesas más influyentes de todos los tiempos

Las hamburguesas más influyentes del mundo son carne de revista y no de cualquier publicación. Forbes publica año tras año el listado de las mayores fortunas del planeta y la revista Time también se atrevió en su día a elegir, de entre todas las propuestas de este nuestro universo, las que más impacto han tenido a distintos niveles y por razones muy dispares. Compartimos su selección y los motivos.

17. La hamburguesa Krusty
Krusty Burger
Krusty Burger – Foto: time.com

La Krusty Burger despierta la pasión de la familia Simpsons en la pequeña pantalla y la popularidad de la serie en ficción convirtió la famosa hamburguesa en un producto real. El restaurante que las comercializa se encuentra en un parque temático de los Simpsons. A nosotros nos parece que Homer fliparía si le cobraran más de diez dólares por lo que la serie satiriza como comida basura pero, asumámoslo, el gordinflón amarrillo y barrigudo más encantador y sinvergüenza de la tele tiene mucho que ver en su precio.

16. La hamburguesa fantasma
El bar de temática ‘heavy metal’ Kuma’s Corner, en Chicago, lanzó en 2014 la que fue una de las hamburguesas más escandalosas: la Ghost Burger, coronada por una oblea de comunión no consagrada y bautizada así por la banda de metal sueca Ghost B.C. El plato se vendió bien pero enfureció a los católicos y cosechó titulares nacionales. Los propietarios del local acabaron donando 1,500 dólares a la Archidiócesis de Chicago para obras caritativas.
15. La hamburguesa Varsity
Su peculiaridad reside en la manera de ordenar las hamburguesas, casi tan delicioso con el propio producto. Si vas a Atlanta y lo visitas (allí es un imprescindible desde 1928) en lugar de decir con cebolla, dirás «all the way» y en vez de para llevar, «walk a steak». Cadenas de hamburgueserías como In-N-Out copiaron posteriormente su particular forma de ‘branding’ creando una jerga propia para los pedidos. La estrategia de marketing fue todo un éxito.
14. Umami Burger
Umami Burger
Umami Burger – Foto: umami.com

Time la califica como la primera hamburguesa de la «cocina modernista». Su creador, Adam Fleischman, aportó a la hamburguesa clásica el sabor umami incorporándole nuevos ingredientes: tomates asados ​​con soja, patatas fritas de parmesano y jengibre en escabeche. Aunque su sede central está en Los Ángeles, ya hay 25 sedes, una de ellas en Japón

13. Ray’s Hell Burger
Una foto que quedará para la posteridad. El presidente de Rusia, Medvedev, y el presidente de los Estados Unidos, Obama, compartieron hamburguesas en el restaurante Ray’s Hell Burger, en Arlington. ¿La elección de cada uno? Básica para el máximo mandatario americano y con jalapeños, champiñones y cebollas. La revista Time señala que el desenfadado almuerzo entre ambos podría haber estrechado sus reacciones porque dos años más tarde un micrófono pilló a Obama haciendo estas declaraciones a un receptivo Medvedev, en relación a la política de defensa antimisiles: «Estas son mis últimas elecciones. Tras mi reelección, tengo más flexibilidad». Lo que ha unido una hamburguesa….
12. La hamburguesa de Ramen
Esta hamburguesa híbrida -dos partes de ramen y una de carne entremedias- llevó en 2013 a una multitud de personas a probarla al mercadillo callejero de Smorgasburg, en Brooklyn, pocos meses después de que estallara la moda del cronut. Su autor es Keizo Shimamoto. El éxito de su propuesta le llevó a llevarla también a Los Ángeles e inspiró una imitación en Filipinas, consolidando su estatus como una obsesión mundial. Por desgracia, no existe ningún restaurante oficial de hamburguesas de ramen. Lo bueno, que se va moviendo por distintas partes del país por lo que basta con seguir su página de Facebook para ver dónde están.
11. MOS Burger
MOS Burger
MOS Burger

La hamburguesa puede ser una creación principalmente estadounidense, pero muchos otros países han lanzado sus propias cadenas y variantes para capitalizar su éxito. MOS (Mountain Ocean Sun), lanzada en Japón en 1972, figura entre las más destacadas. Además de la versión clásica, hay otras versiones más locales: ‘teriyaki’ o de arroz con salmón a la parrilla. En La India, Nirula sirve hamburguesas de patata y menta mientras que en Malasia Ramly Burger envuelve en huevo la carne, que parece una tortilla francesa.

10. Jucy Lucy
El queso derretido dentro de la hamburguesa da un giro a la clásica ‘cheeseburger’. Cuenta Time que, aunque las primeras referencias de esta versión la sitúan en el menú del restaurante Matt’s en 1954, saltó a la fama nacional por la pelea de dos bares de Minneapolis que ase atribuían la autoría. Desde entonces, ha habido numerosos imitadores, lo que demuestra que una pequeña innovación y una pizca de exageración es todo lo que se necesita para revitalizar el entusiasmo por un clásico.
9. Hamburguesa de laboratorio
Lab Burger
Lab Grown Burger – Foto: time.com

El científico Mark Post presentó en 2013 en la Universidad de Maastricht una hamburguesa cultivada en un laboratorio a partir de células madre de vaca. Responde a los problema de abastecimiento del futuro, dado que se espera que para 2050 la demanda de carne crezca un 60% por lo que la cantidad de tierras de cultivo y granos necesarios podría ser insostenible. A nosotros, de momento, lo que nos resulta insostenible es el precio de esta hamburguesa de diseño: 325,000 dólares.

8. Quadruple Bypass Burger
La política de ventas del Heart Attack Grill ha levantado ríos de pólvora por sus por sus salvajes promociones desde su apertura en 2005; por ejemplo, ofrecer comida gratis a quien pesara más de 350 libras (casi 160 kilos). Su plato más famoso es una hamburguesa enorme con ocho rebanadas de queso y cerca de un kilo de carne que suma 10.000 calorías. Un cliente habitual, una especie de portavoz del restaurante, murió en 2013 frente al restaurante de Las Vegas. La hamburguesa se convirtió en un ejemplo de la cultura cuanto más grande mejor, siendo precursora de nuevos platos en esta misma línea a lo largo y ancho de Estados Unidos.
7. ShackBurger
Shake Shack
Shake Shack – Foto: Facebook

Las hamburguesas ‘gourmet’ de estas cadena y la receta secreta y de su salsa agria constituyeron un auténtico fenómeno y supusieron el inicio de una moda gastronómica que inspiró a hordas de consumidores a esperar colas que se extendían a lo largo del Madison Square Park de Nueva York. La decisión de su fundador, Danny Meyer, de preparar las hamburguesas con cortes nobles en lugar de restos transformó completamente la forma en que entendemos las hamburguesas, según las declaraciones de Josh Capon, el cuatro veces ganador de Burger Bash de Nueva York.

6. La hamburguesa vegetariana de Garde Burger
La hamburguesa vegetariana original la inventó en 1981 Gardenhouse, un restaurante vegetariano de Oregón, y consistía principalmente en restos de verduras y granos. En poco tiempo era el artículo más popular de su menú y sobrevivió incluso al cierre del restaurante como un producto de comida congelada que se empaquetó y se vendió internacionalmente. Hoy en día, Gardenburger y sus imitadores, desde MorningStar hasta Boca, se han convertido en pilares de la cocina sostenible
5. Whopper
Whooper
Burger King – Foto: time.com

La hamburguesa de un cuarto de libra, presentada en 1957, fue la primera hamburguesa ‘gimmick’ de la industria de comida rápida, desarrollada como una alternativa premium a McDonald’s, Wendy’s y otras cadenas. El posicionamiento publicitario de Burger King inspiró a sus competidores a crear sus propias versiones «de lujo», entre ellas el incontestable Big Mac de McDonald’s

4. The 21 Burger
Cuando The 21 Club presentó su hamburguesa gourmet a fines de la década de 1940 o principios de 1950, los neoyorquinos se sorprendieron de que un establecimiento de clase alta ofreciera algo tan vulgar como una hamburguesa al precio exorbitante de 2.75 dolares, comparado con los 15 centavos del McDonald’s. Sin embargo, fue un éxito. «La carne de calidad marcó la diferencia», señaló Andrew F. Smith, autor de Hamburger: A Global History, «y sin duda fue algo muy diferente a la comida rápida». La hamburguesa de lujo se ha convertido hoy en día en un pilar en muchos restaurantes de alta gama.
3. In-N-Out Burger
Mientras McDonald’s centraba su estrategia en la comida rápida, In-N-Out, nacida en 1948, se centraba en simplemente en la comida: hamburguesas de autor elaboradas con carne local y verduras frescas. Ese enfoque puede haber evitado la expansión de In-N-Out, que tiene solo 294 ubicaciones a día de hoy en comparación con las más de 34,000 de McDonald’s pero ciertamente no ha disminuido el entusiasmo de los amantes del buen comer: su hamburguesa encabeza habitualmente la lista de mejores hamburguesas, y ha inspirado el lanzamiento de otras cadenas de comida rápida de alta gama, como Five Guys.
2. La hamburguesa de McDonald’s
La hamburguesa original de McDonald’s, que se estrenó en San Bernardino, California, fue el germen de un imperio que se extiende por 118 países.
1. The White Castle Slider
The White Castle
The White Castle Slider – Foto: time.com

Cadena de comida rápida pionera en Estados Unidos, la primera cadena que hizo del ‘fast food’ un imperio. Inaugurada en 1906, su éxito allanó el camino para el despegue de la gran obsesión por la hamburguesa en el país. Sus instalaciones eran blancas para transmitir limpieza y los clientes podían ver cómo se cocinaba su hamburguesa a través de una ventana, una estrategia para sofocar los temores de la insalubridad de la carne triturada. En 1921 inauguró en Wichita, Kansas, su ya icónica hamburguesa cuadrada .

Compartir   Compartir en facebook Compartir en twitter

Política de cookies

Utilizamos cookies propias para garantizar el correcto funcionamiento de la web y de terceros con fines estadísticos para conocer cómo los usuarios usan nuestra página y mejorar nuestros servicios. Tienes toda la información detallada en nuestra política de cookies.

Puedes aceptar la instalación de estas cookies haciendo click en "Aceptar". Puedes cambiar la configuración en cualquier momento desde nuestra política de cookies.

Cerrar